RESEÑAS

Reseña de: Un lector indiscreto.

 http://unlectorindiscreto.blogspot.com.es/2015/05/adios-habana-adios-de-jordi-siracusa.html

Adiós, Habana, adiós, de Jordi Siracusa

Datos técnicos:
Título: Adiós, Habana, adiós
Autor: Jordi Siracusa
Editorial: Nuevos Escritores (Grupo Éride)
Año de edición: 2005
Encuadernación: tapa blanda
Idioma: castellano
ISBN: 9788496461154

Nº pág.: 360

Nota: la novela se puede adquirir en Lulú y en

Sinopsis:
Adiós, Habana, adiós sería sólo una gran novela si no fuera porque es dos novelas. O tres. Además de un repaso riguroso a la época histórica más desconocida de nuestro país. Y una emocionante crónica de la educación sentimental de Joan Gisbert. Y… De la mano de Joan, médico vocacional y soldado ocasional, viviremos revoluciones y aventuras; viajaremos a Cuba, radiante y confundida como una adolescente; descubriremos una Barcelona en crisis que persigue la modernidad y conoceremos de cerca a tantos personajes que hasta ahora sólo daban nombre a nuestras calles: Martí, Cánovas, Finlay, Martínez Campos, Alfonso XII… Libraremos a su lado, en fin, mil batallas en el amor… y en la guerra. Una novela recomendada para todos los públicos. Y para todos obligatoria.
Opinión Personal:
Con su novela Adiós, Habana, adiós, Jordi Siracusa me dio una lección magistral de Historia, con las habituales licencias que se toma el autor en un género literario como es la ficción histórica, pues me perdí placenteramente entre sus páginas devorando la magnífica recreación de lo ocurrido en los últimos treinta años del siglo XIX, uno de los períodos más tristes y convulsos de la historia de España. En la nota del autor, se nos habla del inexplicable desconocimiento, por parte del gran público, de los grandes hechos históricos acaecidos en esa época, pues pasan de puntillas, como las dolorosas últimas guerras carlistas, la corta vida de la I República Española, la pérdida de nuestras últimas colonias y la guerra con los Estados Unidos.
«Y así, oyendo narrar a mi progenitor sus andanzas por el trópico descubrí «La Perla de las Antillas» y la lacra de la esclavitud. Y aquellas noches en nuestra casa, se me fue metiendo en el corazón una lejana isla: hermosa, caliente, distante y distinta» (pág. 27). Una isla en la que ya lo encontramos instalado y nos relata, mediante saltos en el tiempo, cómo llega a ella y cómo es testigo y también parte de hechos que pasarán a la Historia.
                                                                                                                                        (José Martí)
Joan Gisbert, hijo de un acomodado empresario de Barcelona,nos relata en primera persona los cambios sociales y políticos que se producirán en aquella época, aunque también nos encontramos con un narrador omnisciente que cuenta lo ocurrido en episodios en los que este personaje no está presente. Pese a sus orígenes burgueses, estos cambios sociales y políticos influyen en su forma de ser y de actuar, tomando claro partido, desde su llegada a Cuba, por la independencia de una de las últimas colonias españolas. En él, sin duda, influyeron las figuras de José Martí y José Miró, ambos personajes históricos, con quien les uniría una fuerte amistad, que continuaría en la isla caribeña y se fortalecería más todavía.
En Adiós, Habana, adiós, nos encontramos con unos personajes carismáticos; unos históricos, muchos de ellos desconocidos para mi y seguro que para la gran mayoría de los lectores, y otros ficticios, que cobran vida propia por los firmes rasgos con los que son caracterizados por el autor. Entre todos ellos forman un perfecto mosaico que nos da una idea de cómo era la sociedad en la segunda mitad del siglo XIX, sin olvidarnos del ambiente que se respiraba en la isla caribeña, en la que la caña de azúcar y el tabaco, así como la trata de esclavos, eran el medio de vida de quienes emigraban a la colonia. Este hecho indica que hay unagran labor de documentación llevada a cabo tanto para presentarnos personajes como para ambientarnos los hechos que se narran y la época en la que tienen lugar.
(Palacio de los Capitanes Generales)
A parte del protagonismo relevante de Joan Gisbert, nos encontramos con un buen elenco de figuras secundarias. Unos y otros aportan un conjunto de historias cruzadas que se mezclan con los hechos que tienen lugar en la colonia caribeña. Figuras históricas como el productor de azúcar y tratante de esclavos Julián de Zulueta, el doctor Juan Carlos Finlay, o Federico Capdevila, representante de la sociedad progresista y humana española de aquella época, sin olvidarnos de militares como Arsenio Martínez Campos o Ramón Blanco o Valeriano Weyler, – conocido por su política de reconcentración para aislar a los insurrectos de su medio natural-, entre otros, son personajes de vital importancia en la historia de la isla caribeña. A ellos hay que unir personajes ficticios de una gran calidad literaria por la fuerza que destilan, como María, la esposa de Joan Gisbert, o Eloísa, que también desempeñará un papel destacado en su vida, sin olvidarnos del papel entrañable que desempeñan Flora y Diana.
                                                                                                                              (USS Maine)
Adiós, Habana, adiós, es una novela estructurada en dos libros, El largo camino de la libertad y La habanera del adiós, divididos ambos en capítulos de no muy larga extensión. Jordi Siracusa utiliza un lenguaje sencillo pero con el que nos ofrece una prosa exquisita, con tintes líricos en algunos fragmentos del mismo. Merece la pena su lectura, de la que destacaría, sobre todo, el tramo final de la misma, porque, sin duda, es un gran documento en el que nos recrea la desigual contienda con los Estados Unidos en la bahía de Santiago de Cuba, lo que supondría el principio del fin de la época colonial española.
Anuncios